Politíca, metapolítica y Política 2.0: La paradoja del gato encerrado y la nueva derecha

por idoiallano

1. Para esta entrada me han resultado fundamentales:

a)Eric Hobsbawm “Por desgracia, si hay algo que la experiencia histórica les ha enseñado a los historiadores es que, al parecer, nadie aprende nunca nada de ella. Sin embargo debemos seguir intentándolo”

b)Antoni Guierrez Rubí. 7 límites y retos para el ciberactivismo¿Por qué a pesar de la generosidad y la eficacia de muchos de estos eCiudadanos globales y de la potencia de nuestras redes, no conseguimos objetivos evaluables de cambios sociales? ¿Es la desproporción de fuerzas y medios en este combate desigual, entre poderosos insensibles y conectados solidarios, la única explicación? Quizás hay que reflexionar nuevamente sobre lo que hacemos para evitar que el activismo sin resultados (o con pocos resultados ante la urgencia y la magnitud de los temas que reclaman nuestra atención) genere una frustración generacional, emocional y vital entre los ciberactivistas”

c)El gato de Schröndiger: El gato que no sigue las leyes de la física cuántica aunque esté encerrado. Ver Video para entender? la incoherencia del átomo cuántico y la coherencia del gato no cuántico

d) Santiago Ortiz de Bestiario en Sociedad Red 2008

e) Y estos libros que recuerdo cuando escribo esta entrada: La s Partículas elementales de Michel Houellebeq y Nunca me abandones de Kazuo Ishiguro

Liberemos al gato. La caótica coherencia de uno de los sistemas más relacionados y abiertos, la red de redes, y el poder de ponernos voluntariamente de acuerdo desde el diálogo, desde el rigor y la tolerancia, para el cambio social: Marcar objetivos para el cambio


Probablemente el sistema de información más abierto y más grande jamás imaginado, la red de redes, podría, según la paradoja de Schröndinger, ser definido como el más caótico pero el menos incoherente.. La red ayuda a transmitir mucha información, como sistema de sistemas, al exterior, al ambiente con el que se relaciona, por lo que la influencia sobre él tendría que ser enorme aunque, al ser esta información ingente, es también caótica, si no conseguimos transformarla en conocimiento y cambio social. Es coherente en tanto seamos capaces de actuar como agentes de la transformación de información en cambio social real. De lo contrario la información que circula continuará aislada, sin repercusión social real.

Por tanto, el caos de la ingente inflación informativa  tiene que ser convertido en conocimiento y el conocimiento en consenso para transformar la vida propia y la común, para conseguir progreso social, o progreso común que capacite a todas las personas para poder alcanzar unos niveles, aunque sea mínimos, de calidad de vida.

Quizás falte el paso a dar: creernos que realmente podemos sumar acuerdos y usar   internet para materializarlos, siendo capaces de movilizarnos para la consecución de fines comunes. Quizás nos estemos dejando llevar por las inercias del actual sistema en el que nuestra opinión poco cuenta, en la que sólo somos importantes una vez cada cuatro años, y no del todo,  y… entre elecciones, como consumidores que activan la economía.

Quizás debiéramos atrevernos a llegar a acuerdos sin necesidad de que los/as lideres de opinión, de dentro y de fuera de internet refrenden lo que consensuamos. Siempre y cuando lo hagamos dentro de los parámetros de las garantías que auspicia el respeto  de los derechos humanos y el respeto de las libertades individuales. Y que luego nuestros representantes gestionen nuestras decisiones de acuerdo con el bien común y el interés general. Porque no hay que olvidar que la participación también es manipulable y que será necesario que se aplique la racionalidad en la búsqueda del bien común para salvaguardar los derechos de las minorías y de aquellos que pudieran ser objeto de manipulación no voluntaria. Como apuntaba Bobbio, cabe hablar en una democracia abierta de participación manipulada o manipulación del consenso. Y de ejemplos de manipulación de la participación la sociedad y la red están rebosantes.

Quizás pudiéramos llegar a creernos que la política es nuestra y que somos realmente el poder que constituye a los otros poderes sin que por eso esos poderes dejen de ser necesarios y contrapeso útil para evitar totalitarismos.

Creo que el exceso de información que se consume sin un fin es estéril. Podemos desgañitarnos en mandar información, elaborar información que… sin una meta común poco podremos conseguir.

Es más, la gente ajena a estas culturas tecnológicas puede sentirse apabullada ante el exceso de información y podemos generar apatía en al acercamiento a estos nuevos medios de comunicación.

Así pues quizás nos haga falta consensuar objetivos comunes y concretos para conseguir cambios en la política cotidiana, en la realidad social, ayudándonos de la red y en la red.

Creo que sólo a partir de ese momento podremos hablar de activismo.

3º Liberemos al gato: Que nuestros representantes utilicen los medios que fueran para escuchar y participar en nuestras conversaciones, pero también sean capaces de aceptar que podemos  tomar las mismas en común con ellos y ellas.

Siendo importante que los/as políticos y políticas profesionales usen los medios, cuales fueran, que utilizamos para comunicarnos y llegar a acuerdos, lo más importante es que respeten en la medida de lo posible nuestros acuerdos, siempre, vuelvo a repetir, desde el marco de los derechos humanos y procurando el interés general , pero también el respeto de las minorías.

El diálogo es una condición sin la cuál la política no es posible. Esta premisa elemental se nos había olvidado de tanto como lo han pisoteado algunos políticos. Pero también lo era antes del uso generalizado de internet. El diálogo no lo ha procurado el nuevo medio. Lo que esta nueva herramienta nos da, es la posibilidad de acuerdos informados gracias a la transparencia que deben de garantizar los poderes públicos.

Pero nos hacen falta acuerdos entre nosotros/as sobre asuntos concretos, sobre hechos concretos. Lo bueno sería que estos acuerdos fueran lo más consensuados y mayoritarios que se pudiera conseguir con la fuerza de la convicción y la información

Y bajando ya a la arena de la política diaria,  está muy bien que analicemos los medios de las campañas electorales usados por los candidatos/as. Pero que no se nos olvide que lo que cambiará nuestra vida es lo que el candidato/a proponga a través de esos medios: Sobre el canon digital, sobre la inspección de los servicios sociales, o sobre la supresión de las listas de espera en la realidad…

Es decir, el análisis metapolítico no puede evitarnos hacer  política. La metápolítica no puede aislarnos de la historia. No puede encerrarnos en la caja como al gato de la paradoja de Schröndinger para que las leyes de la mecánica cuántica nos sean aplicables y podamos apoyar o una cosa o su contraria al mismo tiempo, porque entonces no hay acción ni cambio posible.

Ese es, precisamente, el modo en que el poder tiene de poner en cuarentena lo que se dice en Internet: la web social, el dospuntocerismo aplicado a la política, es para muchos/as un debate sobre medios para conseguir una democracia abierta pero no sobre los fines que se pueden conseguir mediante una toma de decisiones democrática y participativa. Es decir, que desde esa doctrina la política 2.0 no consitiría en  hablar de política, ni de cambio social sino sólo de los medios para conseguir el cambio.

4º Liberemos al gato: Y atención al interés que la nueva derecha francesa y europea está poniendo en la metapolítica

Muchos habréis leído ya la definición de Metapolítica de la Wikipedia, y ya la habréis encontrado, con sorpresa, relacionada con la Nueva Derecha francesa.“La metapolítica es divulgar en la mentalidad colectiva y en la sociedad civil, valores e ideales excluyendo cualquier medio o cualquier finalidad política, así como la “etiqueta política”, mas de acuerdo con una visión de la Política Grande, o sea, en la demanda de un impacto histórico.

Alain Benoist y Charles Champetier autores del manifiesto “La nueva derecha del año 2000″ apuestan por un proyecto metapolítico.   La nouvelle droit hace metapolítica y no política. Desprecia la política.

Pero echad un vistazo al manifiesto de la nueva derecha: Manifiesto de la Nueva Derecha http://www.scribd.com/doc/3323737/Manifiesto-la-nueva-derecha-2000-Alain-de-Benoist:”…La acción metapolítica consiste en volver a dar un sentido a las cosas, al más alto nivel, a través de nuevas síntesis; en desarrollar, al margen de la insignificancia de la política, un modo de pensamiento resueltamente transversal”

De la mano de la Nueva Derecha Francesa ( así se hacen llamar en su manifiesto) nos ha llegado una corriente de pensamiento tan ecléctica, resumidora de otras, y crítica con todas las actuales y pretéritas líneas de pensamiento como confusa. Una cosa han dejado clara: su preferencia por la metapolítica como acción y eje aglutinante ante la insignificancia de la política y el fin de las ideologías.

Proclaman el fin de liberalismo, del nacionalismo, del comunismo, del socialismo y se han embarcado en una guerra cultural de ideas para refundar una sociedad antes apática y consumista. Tengo la sensación de que como el electrón son una cosa y la otra, y en lógica con lo que hemos dicho antes, forman un sistema tan cerrado como incoherente.

“El acierto de esta perspectiva metapolítica viene avalado por la reflexión sobre la evolución de las sociedades occidentales al alba del siglo XXI. En efecto, hoy constatamos, por un lado, la creciente impotencia de los partidos, los sindicatos, los gobiernos y el conjunto de las formas clásicas de conquista y ejercicio del poder, y por otro, la acelerada obsolescencia de todas las viejas fronteras y divisiones que habían venido caracterizando a la modernidad, empezando por la tradicional díada derecha/izquierda. Simultáneamente estamos asistiendo a una explosión sin precedentes de los conocimientos, que se multiplican sin que sus consecuencias lleguen a ser siempre totalmente percibidas. En un mundo donde los conjuntos cerrados han dejado paso a las redes interconectadas, donde los puntos de referencia resultan cada vez más confusos, la acción metapolítica consiste en intentar volver a dar un sentido a las cosas, al más alto nivel, a través de nuevas síntesis; en desarrollar, al margen de la insignificancia de la política, un modo de pensamiento resueltamente transversal; en definitiva, en estudiar todos los campos del saber con el fin de proponer una visión coherente del mundo” http://foster.20megsfree.com/

Qué aporta y qué no me gusta de la nueva derecha:

– Feroz crítica al liberalismo (y podríamos pensar : qué bueno, no?): La ND dice que este sistema ha funcionado de manera desbocada y sin criterios éticos ni valores. En lugar del hipermoralismo de los derechos humanos que no ha podido poner coto a los desmanes del sistema de producción y reproducción de hombres y mercancías, abogan por un sistema de guía moral o conjunto de valores morales. Es decir, nos dicen, no miremos a los derechos humanos sino a una serie de valores más cercanos, más de andar por casa, que nos constriñan menos. Y yo me pregunto ¿ será posible tanta historia para esto?. Aquí me acuerdo de la frase Hobsbawm. El diálogo, la participación y el comunitarismo son valores porque están garantizados por los derechos. Ya lo estaban antes, y no son nuevos, sino imprescindibles medios para la consecución de la plena efectividad de los derechos.

– La vuelta a la antropología y a la comunidad protectora. La ND está en contra del derecho humano a las migraciones porque considera que es mejor fomentar el desarrollo de los países de donde procede las personas migrantes. De este modo se evitan problemas entre comunidades y dentro de la propia comunidad. La migración tiene un efecto desestabilizador, para la nueva derecha. Fenómeno. Y mientras conseguimos ese estado de Arcadia feliz, ¿Qué hacemos con la enorme ayuda que suponen las remesas que mandan las personas que trabajan fuera a sus paises de origen?. Por no hablar de la anulación de la libertad de circulación y residencia. Pero dicen, claro, que internet nos facilita esa circulación, aunque sea virtual, e internet te facilita también  la residencia global. Esto es un engaño.

– El cambio cultural: Rechazo de la política cotidiana. Los políticos, la verdad es que se algunos lo han ganado a pulso, caen para la nueva derecha, en el más absoluto de los descré ditos. He quí la trampa, porque mientras la nueva derecha no se ocupa de ellos como sistema y según ellos los demás deberíamos de hacer lo mismo, el poder lo siguen ostentando los mismos y los bancos que les apoyan. Pero la ND no se ocupa de estas cosas luego ayuda a perpetuarlas.

– El movimiento de la nueva derecha se deja en manos de  una élite intelectual de conocimiento, una nueva clase tecnócrata: Una élite cultural garantiza y se convierte en la guardiana de los valores morales, que pasan a tener una importancia radical frente a los derechos que nos igualan. Se huye del igualitarismo de los derechos porque como hemos dicho, a la nueva derecha le resultan “hipermorales” . Hay que volver a la normalidad moral. ¿Qué será esto?  Claro,  esto favorece a los líderes de opinión de la comunidades virtuales o metapolíticas que se establezcan con la ayuda de la nueva derecha, y si el lider te manda callar no hay derecho que valga.

– Acción ciudadana reunida como pueblo: Si perteneces a una comunidad, dice la nueva derecha, colaboras con ella, y participas. Este es, para la ND el paradigma de la nueva democracia más plena y participativa pero…”entramos así  de lleno en un imaginario político manifiestamente populista. Tanto es así que a su juicio la esencia de la democracia radica, literalmente, en la acción de la ciudadanía reunida como pueblo. En consecuencia, su objetivo consiste en reducir la distancia entre gobernantes y gobernados hasta el punto en que ambos se identifiquen -lo que constituye un ejercicio de lógica tan atractivo como peligroso, como germen de totalitarismo.” No hay razón política para la nueva derecha, ni interés general ni interés en tomar perspectiva para armonizar intereses.¿ Cómo obviar las presiones, los liderazgos, los comportamientos humanos antisociales?.

4. ¿Así que… haremos metapolítica en Política 2.0?. Espero que hagamos política para ir haciendo poquito a poco, historia.

No sé pero me parece que esto de la metapolítica es una filfa para que la política siga discurriendo por cauces ajenos a la crítica y el activismo y para que no podamos aprovechar el enorme potencial de un sistema tan abierto como internet para cambiar las cosas que no funcionan y a los políticos que no nos gustan y sin embargo perpetuar y dar visibilidad a los/as que ya están, al margen de que lo estén haciendo bien o mal. Porque como la metapolítica de eso no habla…

Fuentes a parte de las arriba citadas:

http://es.geocities.com/sucellus23/766.htm

http://www.gutierrez-rubi.es/?p=590

http://www.elpais.com/articulo/reportajes/poder/tiene/miedo/Internet/elpepusocdmg/20080106elpdmgrep_5/Tes

http://www.gutierrez-rubi.es/?p=924

Responsabilidad social Corporaciones ? Hilar?

http://www.bolpress.com/art.php?Cod=2008010304

http://es.youtube.com/watch?v=JC9A_E5kg7Y

http://blogcon-ciencia.blogspot.com/2008/04/pobre-gato-de-schrdinger.html

8 Responses to “Politíca, metapolítica y Política 2.0: La paradoja del gato encerrado y la nueva derecha”

  1. Muchas gracias por tu largo texto… (y por las referencias)
    Has abierto el “melón” de la autocrítica. Espero que influya y nos ayude a reflexionar.

  2. Gracias Antoni. Pero sabemos que el “melón”? lo habías abierto tú:-)

  3. Brillante, estaba paseando, o como se denomine el hecho de visitar los blogs más interesantes en materia de política 2.0, bueno podemos llamarle paseos 2.0, (paseos virtuales), y me parece que gracias en parte a tu labor y a otros blogueros y blogueras, algo se está moviendo, no dejemos de usar la red para decir que estamos aquí, señores del aire, sabemos quienes sois y no me vais a encerrar como a un gato

  4. Nada comparado con la fuerza de tu Política 2.0 Revolutions ( que recomiendo). Si hubiera más politólogos/as así…
    http://elartedelmus.wordpress.com/2008/11/14/politica-20-revolutions/

  5. Excelente reflexión, Idoia.

    Me quedo con tu frase: “El diálogo es una condición sin la cuál la política no es posible”. Y es cierto que el diálogo ya existía (o debería haber existido) en política mucho antes de Internet. Es con la red con lo que ese diálogo se puede maximizar, hacer que cualquiera puede participar, si es que le dejan hacerlo. Es la idea de que los políticos no solo actúen en la red, sino que se la crean y actúen consecuentemente fomentando la participación.

    Por cierto, gracias a tu post también he descubierto el blog de Raquel, muy interesante😉

    Saludos!!

  6. Bueno…hoy es mi día de suerte. Me escriben todos los maestros/as del diálogo, la participación, y la…amabilidad. Y tiene gracia porque hoy precisamente ha envíado a la lista Raquel una referencia de uno de tus artículos http://exaps.blogspot.com/2008/11/el-horror-de-comunicacin-poltica-en-el.html

    Sabes lo que pasa con el diálogo que para que fructifique tiene que ser entre iguales y la clase política se ha distanciado mucho. Por lo menos por aquí.

    Gracias Xabi

Trackbacks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: