Menores desaparecidos durante el franquismo: Memoria y justicia

por idoiallano

Ayer se hizo público el auto del juez Baltasar Garzón por el que, y por lo visto por cuestiones de procedimiento, se inhibe de la instrucción ante el recurso de la Fiscalia del Estado, pero deja abierta la puerta a una corrección del procedimiento, y,.. planteadas cuestiones que la opinión pública desconocía a pesar de que organismos internacionales como la Asamblea parlamentaria del Consejo de Europa ( organismo creado a raiz del Convenio Europeo de Derechos Humanos) u organizaciones como Amnistía Internacional o el Equipo Nizkor han estado denunciando desde hace tiempo. De una u otra manera ha sido este procedimiento instado por las familias de las víctimas el que ha conseguido socializar cuestiones tan evidentes como la necesidad de investigación pública de los crímenes contra la humanidad que no prescriben.

Y no se trataba, como algunos han voceado hasta la saciedad, de llegar a la conclusión de que Franco ha muerto. Estas descalificaciones resultan hirientes para las familias de las víctimas que han presentado la denuncia ante la Audiencia Nacional. Porque además del sufrimiento del olvido ahora se aprovecha para ningunearlas, y además ridiculizarlas, ante la lógica petición de reconocimiento y reparación, no sólo social, sino también de la justicia. No ha sido a Garzón al que se le ocurrió abrir de oficio investigación, sino que ha procedido tras la denuncia de  las víctimas y sus familiares. Por lo tanto no deberíamos olvidar que toda esta sarta de insultantes afirmaciones va dirigida a aquellas personas la las que en otros foros se ha reconocido   algo que en su país se les está negando: Justicia. Porque la memoria sin justicia puede ser olvidada, mientras que la memoria con justicia “tiene” que ser recordada.

O ¿es que las víctimas del franquismo no tienen derecho a ella?  ¿No han sido también los tribunales, en el caso de otras víctimas, los que han reconocido su condición de tales cuando el resto de instancias se la han negado?

Y es de justicia que se investigue lo que ha pasado con estos niños y niñas desaparecidos, y es de justicia que se investigue dónde y quién realizó barbaridades y en nombre de qué y quién las realizó. Que no se repita. Que se sepa lo que pasó y quién lo hizo. Este es el derecho de las víctimas y olvidarlo es olvidarlas.

¿Que muchos están muertos? No ha habido ni valor ni oportunidad para hacerlo cuando estaban vivos. Pero las víctimas tienen derecho a saber. Éste es el inicio de toda reparación y si este derecho no lo garantiza quién debiera , ahí tiene que estar la justicia.

Así pues es de justicia que al menos se recozca desde el estado de derecho, por el estado de derecho, lo que en su tiempo no se hizo y se condene expresamente. Y si no hay vivos que asuman la responsabilidad individual deberá de ser el estado quién la asuma. Desde luego lo que no  se entiende es que la fiscalía recurra un intento de investigación y corte, enlentezca el camino de la justicia para dar tiempo al gobierno ( al ejecutivo) a reaccionar frente a un clamor internacional. Recordemos que el Comité de Derechos Humanos de la Onu acaba de pedir recientemente a España que derogue la ley de Amnistía del 77 y proceda a investigar los crímenes de la guerra civil y el franquismo.

ninosrusia

Miguel Angel  Rodríguez Arias ha escrito sobree el caso de los niños perdidos del franquismo y su consideración como un crimen contra la humanidad que también ha sido reconocido por la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa.

El estudio quiere poner de manifiesto la necesidad de que el estado español investigue qué pasó con la víctimas del franquismo, con los hijos/as de las presas, o trabajdores/as forzados. Como aclara Ricard Vynyes Ribes profesor de Historia Contemporanea de la Universidad de Barcelona: ” En realidad se había construido un arquetipo del Mal, una idea pura del Mal que deshumanizaba al republicano. Para salvar a los niños republicanos de sus madres y familiares Vallejo Nágera construyó la tesis de la “segregación total”, y  el Estado se encargó de articular una legislación que lo hiciese aplicable.”

Señala Rodríguez Arias que sería necesario activar mecanismos que todavía no se han puesto en marcha como: 1. Comisión gubernamental de búsqueda de desaparecidos, 2. Una base nacional de datos genéticos, 3. Una fiscalía especializada,4.Una Comisión de la verdad sobre las víctimas del crimen contra la humanidad de desaparición forzada.

Deberían de estar ya en marcha: ¿ A qué esperamos? Démonos prisa porque la omisión o la dejadez en establecer mecanismos para averiguar pueden dar lugar también a responsabilidades, no lo olvidemos.

evacuaciones111

7 comentarios to “Menores desaparecidos durante el franquismo: Memoria y justicia”

  1. Es necesario profundizar en ello… antes de que desaparezcan los posibles “informantes”, es decir las personas que vieron, oyeron, sufrieron de cerca aquella injusticia. Y todavia la pueden contar “de primera mano”.
    Animo y adelante, porque luego será tarde
    Js

  2. Ya es tarde para muchos y muchas por desgracia. No dejemos que lo sea para todos y todas.
    Pero proyectos como el tuyo que recuperan la memoria que nos queda son imprescindibles
    Aupa http://www.blogari.net/galdakotar

  3. ¡Todo muy bonito! ¿Pero porque razón nunca contáis con nosotros?….
    LOS NIÑOS DE NADIE
    Se habla mucho de “los niños de la guerra” Los que nacieron fuera de España de padres exiliados o refugiados republicanos y de los que se fueron juntos con sus padres. A ellos les llaman “Niños de la guerra”
    Los huérfanos de los nacionales que quedaron en España; de ellos se ocupó el régimen de Franco para educarlos y ayudarles en su desgracias. A esos se le llaman “Huérfanos de guerra”
    Pero nadie pensó nunca en los hijos de los republicanos que se quedaron huérfanos en España despreciados por el régimen de Franco y olvidados por la izquierda. Yo soy uno de ellos que aún estoy en vida y conservo mi memoria. Hasta cerca de mis doce años, andaba por la calle errante buscando por los suelos cáscaras de fruta para comer y esperando que alguien me diera un trozo de pan. Quizás mi delito fue ser hijo de un rojo y me castigaron con un sello detrás de mi partida de nacimiento para no tener derecho a nada. Por suerte la caridad cristiana se cruzó en mi camino y pude entrar en un “Hogar escolar de auxilio social”
    En ese internado nos vestían de falangista y siempre a paso marcial nos deslazábamos cantando canciones fascistas. Para nuestros educadores era la manera de incorporarnos en sus filas y educarnos a sus ideas fascistas. Pero para muchos de mis compañeros esos uniformes eran solamente como un “pijama de raya” en un campo de concentración. No teníamos más remedio que soportar esa disciplina solo para medio comer y tener una cama con un colcho de paja para sobrevivir. Y yo siempre sin poder decir de quien era hijo por miedo que me expulsaran ya que entré sin documentación.
    Yo habría podido aceptar la educación que me facilitaban y entrar fácilmente en sus filas. Pero para mi me era imposible olvidar que al terminar la guerra civil, llegaran a nuestra casa buscando a nuestro padre, destrozando los colchones con navajas y quitándonos todo lo que teníamos de valor para rehacer el tesoro de España que decían se llevaron los republicanos. Dándole a nuestra madre solamente unos días para desalojar nuestro hogar para dárselo a un mutilado de guerra (Un teniente de Franco) Pocos día después como no teníamos donde ir nos llevaron a comisaría y nos echaron de Barcelona. ¿Cómo podía yo olvidar eso a pesar de mis cuatro años de edad?
    Lo más seguro es que cuando nos veían desfilar por las calles vestido de falangistas cantando canciones fascista, todos creerían que éramos fascista de corazón. Y eso no es cierto. Pero lo que más me duele es que es aún en la actualidad algunos de izquierda creen que lo éramos y nos culpan de fascistas. No somos nada más que unos huérfanos de nadie; por que nadie se acuerda de nosotros.
    Yo he pedido a todos los medios de comunicación me permitan declarar públicamente lo ocurrido, pero nadie me da la oportunidad.
    Posiblemente a pesar de decir que ahora hay democracia, aún no exista la libertad de la información. Y hasta me pregunto si la izquierda española no se ha contaminado del mismo virus que la extrema derecha (Quizás sea una enfermedad contagiosa)
    Sin noticias nunca de mi padre durante mas de sesenta y seis años. Es solamente en el años 2005 que he encontrado yo solo donde está enterrado (Murió fuera de España y en la ocupación nazis) Pero nadie quiere decirme cual fue la causa de su muerte y porque en ese sitio. ¿Qué misterio quieren ocultarme? ¿Porque nuestro gobierno o el partido político de mi padre no me dice que fue lo que ocurrió?
    Haría falta que alguien se acordara alguna vez de los NIÑOS DE NADIE ya que no hemos cometido ningún delito.

  4. Hola Antonio. Es por todos y todas ustedes que organizaciones como AI o la Asociación para la Memoria Colectiva están trabajando. Y es gracias a la paciencia y sufimiento de muchos de ustedes por lo que cualquier reivindicación que hagan será apoyada…por la ciudadanía. Lo del Gobierno, es incomprensible, desde aquí desde nuestra posición. Pero estoy segura que no hay democracia que pueda basarse en el olvido de las víctimas por lo que espero que su derecho a saber sea satisfecho.
    Muchas gracias por contar su historia. Sólo por eso, por contarla, nos está haciendo usted un gran favor.

  5. Hola Antonio!!

    No tengo ni palabras para decirle lo que he sentido leyendo la historia de su vida.Me ha sobrecogido.
    En mi familia aún andamos buscando a nuestros muertos, no se a quién o quienes les puede hacer daño que les llevemos flores para todos los santos!!.
    No deje que su historia se olvide nunca, jamás, ya que un país que no es capaz de recordar su pasado, puede repetirlo.

  6. Para Antonio:
    Envíanos tu historia a “lamemoriaviva.wordpress.com” y te la editaremos conjuntamente a nuestros enlaces.
    Mejor si lo envías al correo de la misma en formato word.
    Gracias y ánimo.

    A Idoia: he navegado un poco por tu blog y me ha gustado mucho. Buen contenido y bien estructurado. Enhorabuena y un saludo.
    La Memoria Viva

  7. Gracias Pilar por emocionarte como me he emocionado yo y es verdad: a quién le puede molestar¡

    Gracias Jordi: Hoy ha sido el día en que me más me ha parecido que esto valía la pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: