¿A quién debería de votar?: Buscando nuevas formas de hacer política

por idoiallano

Ya ha circulado por difrentes crónicas sobre  Sociedadred que Tom Steinberg de My Society estuvo en Barcelona en el encuentro 2008. Nos dejó bastantes pistas y motivos para la reflexión y el activismo digital. 

La que ahora me interesa es su sugerencia sobre la participación en asuntos políticos o democracia participativa, es decir en la toma de decisiones, en el conocimiento de la información que debería de ser pública, y en suma, en el diseño de las políticas públicas, así como en el control sobre aquellos/as que las ejercen por delegación. Es decir, habló sobre política en la sociedadred. 

Nos sugirió en concreto y por las similitudes en los sistemas electorales, que nos inspirasemos en las iniciativas holandesas que se han desarrollado para procurar la participación ciudadana en la línea de My society.

Porque… en el Reino Unido My Society juega con la ventaja de una larga tradición democrática y participativa ( como ejemplo cabe señalar que con mayor o menor éxito, la ley que regula el derecho de petición ha estado vigente desde 1627),  un sistema electoral basado en la elección por mayoría de votos en distrito electoral que permite a la ciudadanía conocer y controlar si los/as representantes se están dedicando a su trabajo con la debida diligencia y dedicación, y la reciente Freedom of Information Act (2000) que permite la necesaria  transparencia en la información para desarrollar, o al menos, intentar un gobierno en público.

En nuestro entorno no hay muchas experiencias de participación y algunas de las iniciadas con buena voluntad tienen un escaso éxito por la falta de participación  concurrente de la ciudadanía y de la clase política ( Parte hartu del Parlamento vasco

Sin embargo, no podemos ser pesimistas, recientemente ha tenido éxito en el parlamento catalán una iniciativa para que sea una plataforma ciuadana la que diseñe autobuses urbanos Y en Sevilla exite un Plan para la Participación ciudadana en el planeamiento que también ha resultado modélico, sin olvidar el actual Plan de participación para la reforma de la Diagonal en Barcelona, etc. 

Pero… ¿cuántos estamos habituados a votar por descarte y no por convicción, y sin conocimiento ni convencimiento de la valía de las personas que integran las listas, que por otro lado responden más a intereses de partido( partitocracia) que a intereses de la ciudadanía?

Por otro lado ni el derecho de petición está desarrollado suficientemente en los Reglementos parlamentarios, en el Parlamento vasco no al menos, ni los medios de comunicación tradionales (prensa, tv) nos ayudan en una mayor transparencia de los asuntos públicos.

La pregunta es: ¿ quieren nuestros políticos7as gobernar en público?. 

Hilary Wainbright en Facing the problems, learning the lessons nos comenta que uno de los puntos cruciales para adentrarnos en la democracia participativa es la necesidad de reciclaje que tiene la clase política. Cita experiencia valiosas como la de Pizzo en Italia o Navascúes en Sevilla.

 Quizá sea cierto, como apunta Wainbright, que los/as políticos/as se ven a sí mismos como líderes más que como servidores públicos, como una clase separada del resto, y se sienten destinados/as a hacer y deshacer nuestra vida sin tener en cuenta el derecho de participación política. Y que, parafraseando a Olivio Dutra, los partidos políticos han asumido que sus objetivo es gestionar y realizar cambios para o en lugar de la gente, cuando, en realidad, la gente es el sujeto de la pólitica, y no el objeto de la misma. Son las personas las que tranformanos, investigamos, innovamos o reinventamos y los /as políticas deben de ayudarnos a hacerlo.

Quizá, apunta Wanbright, lo que dé miedo a la clase política no sea la partcipación en la toma de decisiones, sino compartir el poder de tomarlas.

Bien, y volviendo a Steinberg, en Holanda, con un sistema electoral parecido al nuestro, ha tenido bastante éxito, una versión del “Who should I vote for”. Con una población de 16 millones de habitantes, 5 de ellos participaron en la experiencia para conocer por quién votaban y si ese voto era merecido. Por supuesto esta información es buena para la ciudadanía y para los medios de comunicación tradicionales que pueden informar con rigor y no siguiendo los dictados de la política de prensa de los propios partidos.

En las fichas de los candidatos/as,  deberían de figurar datos como: cuántas veces ha intervenido ( videos, etc), en qué temas, qué proyectos de participación con la ciudadanía dirige, cómo podemos comunicarnos con él/ella, a cuántas propuestas y peticiones ha respondido, cuántos proyectos de la ciudadanía ha sacado adelante, etc.

¿Quién se anima a intentarlo?

 

 

Otras fuentes sobre el liderazgo

Aquí quién manda?

 

 

 


 

 

One Comment to “¿A quién debería de votar?: Buscando nuevas formas de hacer política”

  1. Pongamos un caso: Ibarretxe y López:

    1. Habla idiomas: sí / no
    2. Tiene experiencia: sí / no
    3. Se puede hablar con él por Internet: no /sí
    4. Tiene ideas nuevas. no / sí

    Resultado: empate técnico😉

    De todo lo que comentas, me quedo con que somos el sujeto y no el objeto. Pero la realidad es muy cruda. No creo que podamos cambiarla exclusivamente con medidas legislativas, aunque ayudarían.

    Cada día estoy más convencido de que hay que hacer una reforma completa del sistema político. Y probablemente tengamos que cambiarlo de nombre. En vez de “político” debería ser “ciudadano”. Los errores de los políticos han llevado a que los ciudadanos rehuyan de la palabra “política”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: